Mi amigo Álex me explicó el truco de congelar el limón entero para aprovecharlo al máximo (piel incluída) y la verdad es que va genial.

El limón no se estropea, se aprovechan todas sus propiedades y resulta que además es buenísimo para la salud. Yo me he aficionado a añadir un trocito en algunos smoothies, pero es perfecto también para rallar en ensaladas, pescado, verduras al vapor...

Eso sí, que sea ecológico, especialmente importante puesto que se consume también la piel. 🍋

10 minutos · 1 persona

Base:

  • 2 rodajas de piña
  • ½ calabacín crudo
  • 1 cucharada de semillas de cáñamo
  • 1 cucharada de colágeno
  • un trozo de limón congelado
  • agua

Arriba:

  • kiwi
  • trigo sarraceno activado
  • semillas de chía

¡Feliz día! 😎