El rojo intenso de estas ciruelas parece casi radioactivo pero son unas deliciosas ciruelas ecológicas que compramos a un agricultor local. 

Me recuerdan al pueblo de mi madre donde veraneaba cada año (Villamor de Órbigo, en León), a las ciruelas del abuelo, que se fue hace unos años pero sigue tan presente...

Así que este smoothie lo comparto contigo, abuelo. Casi puedo oirte decir "Al mío ponle azúcar, mi niña". 

Base:

  • 2 ciruelas rojas
  • 1/2 taza de frambuesas congeladas
  • 1 taza de coliflor congelada
  • 1/2 plátano
  • 1 cucharada de açaí
  • 1 cucharada de semillas de cáñamo
  • 1 cucharada de colágeno
  • 1 cuchara de semillas de lino
  • agua

Arriba: ciruela roja, arándanos, semillas de chía, nibs de cacao y pudding de chía con leche de coco casera.