Hasta la fecha estoy teniendo un embarazo muy bueno: cero náuseas y cero vómitos. Tan sólo estuve bastante mareada durante las semanas 4 y 5, por el cambio hormonal. Era algo así como tener resaca las 24 horas del día. 😵

Y sueño, muuucho sueño (eso no se me ha pasado aun). 😴

A pesar de no tener náuseas, no tenía nada de apetito y comer ni tan solo me parecía una buena idea. Los smoothies matutinos pasaron a ser algo ocasional y durante esas semanas mi desayuno fue parecido a este que veis aquí: fruta, frutos secos, copos de trigo sarraceno, a veces pudding de chía con leche de coco, granola casera, etc. 

En realidad desayuné esto durante años antes de empezar con los smoothies, y aun lo hago si tengo manzanas de mi top 5 de manzanas (Negreta de Muntanya, Fuji, Pink Lady, Red Delicious o Kanzi, no necesariamente por ese orden y jamás demasiado maduras) o una papaya. Esta vez añadía además 1 ó 2 huevos duros. No está mal para no tener apetito, ¿no? 

Al final siempre me animo. 😂

¡Feliz día!