Pocas frutas huelen taaan bien como el melocotón (sí, soy de esas que olisquean los melocotones antes de comprarlos, ¿es que alguien no lo hace?).

No me gusta guardarlos en la nevera porque pierden todo el aroma, así que cuando hay melocotones en casa la cocina huele a verano. Cómo resistirse a un smoothie...

Base:

  • 1 taza de coliflor congelada
  • 2 melocotones
  • 1 cucharada de semillas de cáñamo
  • 1 cucharada de colágeno (opcional)
  • 1 cucharada de harina de plátano
  • agua

Arriba: moras, arándanos, aceite de coco, pipas de girasol y una mezcla se semillas de lino, chía y cáñamo (Super Omega de @naturgreenoficial).

¡Feliz lunes!