Para mí la mejor manera de superar las comilonas navideñas es dándole después al estómago un descanso en forma de ayuno intermitente. De hecho yo ayuno entre 12 y 16 horas todos los días (8 de las cuales estoy durmiendo), pero en caso de comilona, puedo ampliarlo hasta 24 horas.

Es algo natural que no me supone ningún esfuerzo, simplemente dejo descansar al sistema digestivo y no como hasta que vuelvo a tener hambre. 

Hoy ya me apetecía desayunar, y este smoothie de remolacha y persimon me ha parecido una buena idea. 😋

Base:

  • 1 remolacha pequeña
  • 1 persimon
  • 1 cucharada de semillas de chía (estas son de Diet Rádisson)
  • 1 cucharada de colágeno
  • agua

Arriba: arándanos, nibs de cacao, semillas de chía y coco.

¡Feliz día! 😘