El color resultante del smoothie es importante, por eso casi siempre que preparo uno de frutas del bosque aprovecho para añadirle açaí. No solo queda un color fantástico sino que además combinan de maravilla.

Lo sé, lo mío con el açaí es para hacérselo mirar. 😅

Base:

  • 1 taza de frutas del bosque
  • 2 tazas de brócoli congelado
  • 1 cucharada de açaí
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 1 cucharada de semillas de cáñamo
  • 1 cucharada de colágeno
  • agua

Arriba: coco, mandarina, pipas de girasol y nibs de cacao.

El açaí y las semillas de chía y cáñamo son de Baïa Food Co.

¡Que paséis un buen domingo! 😎