Esta receta es fantástica para aprovechar esas berenjenas que se van quedando tristes y olvidadas en el cajón de la verdura. Con sólo una berenjena te saldrá una buena cantidad de paté, que podrás conservar en la nevera durante 4 o 5 días.

Este paté está buenísimo combinado con unas crudités o sobre una tostada de pan de trigo sarraceno.

Ingredientes:

  • 1 berenjena asada
  • 1 diente de ajo
  • sal y pimienta al gusto
  • 2 cucharadas de tahini
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • el zumo de medio limón

El auténtico baba ganoush suele llevar además comino, pero yo no tenía en casa. A la lista de la compra que va.

Tritura todos los ingredientes con una batidora o procesador de alimentos hasta que estén bien integrados. Prueba y corrige de sal, limón o aceite si crees que lo necesita.

Para asar la berenjena:

  • Lávala bien y córtala longitudinalmente en dos mitades.
  • Pon sal en cada mitad y déjalas escurrir unos 25 minutos para que pierdan amargor (esto es opcional).
  • Precalienta el horno a 180 ºC.
  • Enjuaga las dos mitades (si las has dejado en reposo con sal).
  • Rocía cada mitad con aceite de oliva o de aguacate, o una con un poco de ghee.
  • Mételas en el horno. Por supuesto aprovecha para asar otras verduras a la vez, como patata, calabaza o boniato, que se asan en el mismo tiempo y temperatura que la berenjena.
  • Hornea durante 45 minutos a 180 ºC.