Hace tiempo que sentía curiosidad por estos 'quesos' (no consumo lácteos desde hace 2 años) así que ayer me decidí a preparar una versión sencilla que encontré en el blog de La Chica Paleo. De hecho hay muchísimas recetas en Internet: con ajo y hierbas, con anacardos, con zanahoria, ... ¡Seguiré experimentando! De momento este me ha gustado. Sabe inconfundiblemente a queso, la textura es similar al Edam e incluso puedes fundirlo. 😎

Ingredientes:

  • 2 tazas de calabacín
  • 4 cucharadas de gelatina
  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva o coco
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 2 cucharadas de levadura nutricional. Si sustituyes la gelatina por agar agar ya tienes la versión vegana.


Pela el calabacín y cocínalo al vapor (yo lo puse 5 minutos en el microondas en un estuche Lekué). Una vez cocinado, ponlo en el vaso de la batidora y añade el resto de ingredientes. Tritura bien y pon la mezcla en un recipiente de cristal. Espera a que se enfríe un poco y mételo en la nevera para que solidifique.

Confieso que preparé la receta con cierto grado de escepticismo pero me ha sorprendido gratamente. wink