¿Da pereza despepitar una chirimoya para un smoothie? Pues sí. ¡Pero merece la pena! 😋 Esta combinación estaba riquísima y muy cremosa.

Base:

  • la pulpa de 1 chirimoya
  • 2 tazas de calabacín congelado
  • 2 cucharadas de semillas de cáñamo
  • 1 cucharada de colágeno
  • agua

Arriba: higo, fresa, semillas de cáñamo y mermelada de frambuesa casera como la del yogur de coco que publiqué hace un par de días.

¡Feliz día! 😎