¿Cacao? Nope, ¡harina de algarroba! El sabor es parecido y es una buena forma de añadir variedad nutricional al desayuno.

Base:

  • 1 taza de coliflor
  • 1 pera
  • ½ plátano
  • 1 cucharada de harina de algarroba
  • 1 cucharada de colágeno
  • 1 cucharada de harina de chufa
  •  leche de cáñamo casera

Arriba: plátano, arándanos, semillas de chía y 1 cda de aceite de coco mezclada con ½ cda de harina de algarroba.
¡Feliz día!