Mango y leche de coco forman una combinación celestial. 😍

El calabacín aquí sirve para añadir volumen (y fibra y vitaminas, por supuesto) sin alterar el sabor. Así salen estos bols enormes que me sacian hasta la hora de comer. 😋

Base:

  • 1/2 mango
  • 2 tazas de calabacín congelado
  • 1 taza de leche de coco
  • 1 cucharada de colágeno
  • 1 cucharadita de maca
  • agua

Arriba: arándanos, coco, pipas de girasol y polen.

¡Feliz viernes! 😘