Sea invierno o verano me gusta acompañar el smoothie del desayuno con una infusión, que me subo al despacho y voy tomando mientras reviso e-mails, planifico el día, etc.

Hoy he sido espléndida y en lugar de una infusión me he preparado este matcha latte frío que no ha llegado al segundo e-mail.

Ingredientes: 1 cdta de té matcha, 1/2 taza de leche de coco y 1 taza de agua fría.

El té matcha me gusta más frío que caliente, y como que no es preciso infusionarlo puesto que lo que consumimos es la hoja pulverizada, es ideal para improvisar una bebida veraniega.

Yo soy muy dura y no le añado ningún endulzante (¡juass!), pero seguramente quede bien con azúcar de coco, unas gotas de miel o el endulzante natural que prefieras.