La harina de chufa es una buena fuente de almidón resistente, un fantástico prebiótico para nuestra flora bacteriana.

Puedes usarla para hornear o añadir una cucharada a tu smoothie.

10 minutos · 1 persona

Base:

  • 1 cata de melón
  • 1 taza de coliflor cruda y congelada
  • 1 cucharada de semillas de cáñamo
  • 1 cucharada de colágeno
  • 1 cucharada de harina de chufa
  • 1 cucharada de cacao
  • agua

Arriba:

  • granola casera
  • arándanos
  • moras
  • polen

¡Feliz día! 😎