Siempre tengo el molde de 6 polos en el congelador y los voy rellenando con lo que me parece: restos del smoothie de la mañana, puré de fruta, leche de cáñamo con cacao, ...

Este que veis aquí es de melón y leche de coco. No mezclé los ingredientes deliberadamente para después encontrar trozos del polo con más sabor a coco y otros con más sabor a melón.

¡Buenísimo!