Ya de niña prefería el chocolate amargo antes que el chocolate con leche. Claro que de aquella amargo era quizá al 50% de cacao o puede que incluso menos. Más tarde fui incrementando el porcentaje de cacao: 75%, 85%, 91%... hasta que probé la pasta de cacao 100% y se me apareció un Dios Inca 🌞 en la cocina.

La semana pasada cayó en mis manos un paquete de 1 kg de pasta de cacao cruda y ecológica de la marca Mundoarcoiris (genial descubrimiento de mis amigos Anna y Álex). ¡1 kg! Debería hacer preciosas tabletas caseras con él (y las haré), pero confieso que por ahora me lo como a trocitos.

Otra manera de disfrutarlo es añadiéndolo a un smoothie como este.

Base:

  • 1 taza de coliflor congelada
  • 1/2 plátano
  • 15 bayas de goji
  • 1 cucharada de maca
  • 1/2 taza de pasta de cacao
  • agua

Arriba: nibs de cacao y una frambuesa (o las que quieras).

¡Me encantan los lunes!