Kale y melón hacen buena pareja, y no es así tan fácil llevarse bien con esas hojas verdes diabólicas.

Gracias al brócoli y el tahini le añado al smoothie un plus de calcio, que estoy fabricando una persona y lo necesito 💪 (y si no también).

Base:

  • 1 hoja grande de kale
  • 1 cata de melón
  • 1 taza de brócoli
  • 1 cucharada de colágeno
  • 1 cdcucharadaa de psyllium
  • 1 cucharada de tahini
  • agua

Arriba: kiwi, chocolate 100% cacao y menta.

¡Feliz día! 😎