Creo que el primer paso para mejorar la alimentación es la planificación. Llena la nevera y la despensa de alimentos saludables, piensa qué vas a comer más tarde, mañana, pasado mañana. Cocina en grandes cantidades para que te sobre. Congela. Descongela.

Yo soy muy desordenada con la ropa pero muy organizada con la compra de comida (con las compras en general 😅). A veces nuestros amigos se ríen al abrir la nevera y nos preguntan si tenemos a gente escondida viviendo en casa...

Incluso si no tienes nada en la nevera siempre puedes prepararte un buen smoothie con fruta y verdura congelada ⛄ y algunas semillas o frutos secos. Lo único 'fresco' en este smoothie que veis aquí es el higo de arriba.

Base:

  • 1 taza de frutas del bosque congeladas
  • 1 taza de calabacín congelado
  • 15-20 bayas de aronia
  • 1 cucharada de colágeno
  • 1 cucharada de açaí
  • 1 cucharada de harina de plátano
  • 1 cucharada de psyllium
  • agua

Arriba: semillas de chía, coco, arándanos, higos y nibs de cacao.

¡Que tengas un día genial!