2017 fue el año del boom de los smoothies y helados negros hechos con carbón activado. Esa aura detox que le acompaña es tentadora, pero a mí me parece más nutritivo (y seguro) utilizar tahini negro (puré de sésamo negro).

Hasta dónde yo sé, el carbón activado está recomendado por su gran poder absorbente en caso de intoxicación aguda. Lo que ocurre es que no discrimina entre bueno y malo, por lo que puede absorber también nutrientes, suplementos y medicamentos, entre otros efectos adversos.

Yo tengo unas cápsulas que metemos en el botiquín cuando vamos de viaje. Siguen sin estrenar, aunque quizá me habrían ido bien en un par de ocasiones, cuando no las tenía aun.

Algún día os contaré mi primera noche en las Azores (acabé en el hospital después de cenar en un restaurante monísimo 🏥), o la noche que pasé en el baño de nuestro hostal en Railay (Tailandia) porque tenía diarrea, vómitos, la regla e infección de orina, todo a la vez. 😅

Sobre el tahini negro, yo lo encuentro algo más fuerte que el blanco pero quizá sea porque está tostado y el blanco que yo tomo no. Es de @naturgreenoficial y lo compré en una herboristería en Barcelona. ¿Realmente tiñe de negro? Oh, yeah. ☻

En la taza: elixir de maca, algarroba, tahini negro, aceite de coco y colágeno.

1 cucharadita de cada excepto de colágeno y aceite de coco, que hay 1 cucharada. Todo bien batido con una taza de agua caliente y listo.