Estos donuts te sorprenderán por su fantástico color verde y porque nadie diría que llevan 2 tazas bien grandes de espinacas. La harina y la leche de almendra son los que aportan ese saborcito a donuts tan característico.

Por lo demás, la preparación es sencilla (todo a la batidora) y tan solo hay que tener unos moldes a mano. Los míos son de silicona, los compré en Amazon y van de maravilla porque son muy fáciles de desmoldar.

Ingredientes

  • 2 tazas de espinacas crudas
  • 2 huevos
  • 1 taza de harina de almendra
  • ½ de taza de harina de tapioca
  • ¼ de taza de harina de coco
  • ½ taza de leche de almendra
  • ¼ de taza de aceite de coco
  • 3 cdas de azúcar de coco
  • 1 cdta de bicarbonato
  • ¼ de cdta de vainilla en polvo
  • ¼ de cdta de sal


Mezcla todos los ingredientes con la ayuda de una batidora y coloca la masa en el molde. Yo tengo este pack que compré en Amazon.

Hornea durante 12-15 minutos a 175 °C. Desmolda y deja enfriar.

Para hacer la cobertura, derrite una tableta de chocolate y baña cada donut en ella. Déjalos sobre una bandeja de silicona o sobre papel de hornear para que no se enganchen demasiado. Refrigera unos 20 minutos para que se endurezca el chocolate.

Fantástica receta de @joyfoodsunshine con pequeñísimos cambios.