Hace poco hice estas magdalenas con copos de trigo sarraceno y esta vez con harina de castaña.

¿El veredicto? Están más ricas con harina de castaña, es más suave y dulzona.

Ingredientes:

  • 2 tazas de harina de castaña (copos de avena en la receta original)
  • 1 taza de compota de manzana (o puré de calabaza, boniato o plátano)
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de cacao en polvo
  • 1/2 taza de azúcar de coco (u otro edulcorante granulado que utilices)
  • 6 cucharadas de manteca de frutos secos (yo he usado de almendras)
  • 1 cucharada de bicarbonato
  • 1/4 cucharadita de vainilla en polvo (en la receta pone 1 cucharadita de extracto líquido pero yo prefiero la vainilla en polvo)
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 taza de leche vegetal

Pon todos los ingredientes en la batidora y tritura. Rellena los moldes y hornea entre 20 y 30 minutos a 175 °C.

El frosting que tiene por encima es manteca de anacardos mezclada con aceite de coco, cacao y un chorrito de leche de almendras.

La de jugo que le estoy sacando al libro Clean Sweets de The Big Man's World, ¡me encanta!