Me encanta añadir una cucharada de aceite de coco por encima de mis smoothies. Como la base está fría, el aceite de solidifica enseguida y queda crujiente y delicioso. 😋

Es una forma genial de añadir grasas saludables al desayuno. Además esa grasa incrementa la sensación de saciedad y hace que el smoothie sea más equilibrado. Aquí tenéis la mezcla de hoy.

Base:

  • 1/2 mango
  • 1 taza de calabacín congelado
  • 1 cucharada de semillas de chía (estas son de Baia Food Co.)
  • 1 cucharada de semillas de cáñamo
  • 1 cucharada de colágeno
  • 1 cucharada de almidón de patata
  • 1 cucharada de psyllium
  • agua

Arriba: pera, aceite de coco, nibs de cacao, copos de coco, polen y pipas de girasol.

¡Feliz sábado, nosotros nos vamos de excursión!¡Ooeoeoe! 😎